domingo, 1 de abril de 2012

Que ver en Brujas

Que ver en Brujas - Que visitar en Brujas

Brujas es una de las ciudades medievales mejor conservadas del mundo, fundada en el siglo XI alrededor de una fortaleza del siglo IX.

1.- Centro histórico de Brujas

Caminar por el centro de Brujas es uno de los rincones más impresionantes de Bélgica, todo recuerdo al estilo medieval y hay numerosos centros religiosos, callejuelas y canales por los que navegar. El chocolate y los mejillones son algunos de los productos típicos que hay que probar.

2.- La Plaza Mayor
El verdadero centro de la ciudad de Brujas está en el espacio conformado por la Markt (Plaza Mayor) y la plaza Burg contigua. En ella es donde se encuentra el Beffroi, símbolo de esta ciudad. Se trata de una atalaya de 83 metros de altura que comenzó a construirse en el siglo XIII, y se culminó en el siglo XV. Por fortuna es posible subir los 366 peldaños que llevan a la parte superior para disfrutar de una magnífica vista de 360 grados sobre las antiguas edificaciones de la ciudad. Como os comentamos es aquí en la Plaza del Mercado donde se encuentra nuestro lugar preferido de Brujas, verdaderamente imponente el inmenso campanario medieval, el Belfried, que la domina. No es una iglesia, ni el Ayuntamiento ni nada por el estilo: es un símbolo. Un símbolo de la grandeza de una época en la que Brujas podía dignarse a tener un campanario con reloj de más de 80 metros de altura.

3.- La Plaza de Burg
En esta plaza de Brujas hay varios elementos de interés: la basílica de la Santa Sangre, el Ayuntamiento, una antigua... es bastante difícil situar más edificios emblemáticos en una plaza tan pequeña. Entre otros, el gótico ayuntamiento, y a su derecha e izquierda, la morena basílica de la Santa Sangre y la blanca e impoluta Escribanía Civil, ambas bien presididas por sus doradas estatuas. Impresionante el Stadhuis que es el edificio más característico del Burg donde se encuentra el Ayuntamiento

4.- Catedral de San Salvador
Es la iglesia más antigua de Brujas, corresponde a los siglos XI a XV, y ha sido recientemente restaurada.

5.- La iglesia de Nuestra Señora
Nuestra Señora de Brujas es un templo de los siglos XIII al XV, con una torre que destaca por sus 122 metros de altura. Onze Lieve Vrouwekerk: La Iglesia de Nuestra Señora es la iglesia más famosa de Brujas y su torre es la más alta de Bélgica.

6.- Los canales
Por algo llaman a Brujas la Venecia del Norte. Siempre hay programadas sencillas excursiones por los canales de Brujas. Normalmente se desarrollan en todo el año, salvo los meses de crudo invierno. Una de las mejores opciones para recorrer esta ciudad es en barco. Os recomiendo esta opción porque no os decepcionará.

7.- Visita al Lago Amor, la entrada al Lago del Amor se suele hacer por el Beaterio, tras cruzar su pequeño puente y entrar por su característico portal, y sin tener que decir “abracadabra”, se accede a un encantador complejo de jardines y casas blancas que son oasis de paz de una orden de hermanas benedictinas.

8.- Muelle del Rosario sin duda una de las estampas más bellas de esta ciudada belga, con el canal, los edificios clásicos... es una auténtica postal  que además se encuentra muy cerca de la plaza de los curtidores y del Mercado de pescado, de los que no dista ni dos minutos. Además, de la plaza principal Grote Markt se encuentra a cinco minutos por lo que es de visita obligada.

9.- En cuanto a la gastronomía recomendamos el Restaurante Maximilaan Van Oostenrijk que se encuentra muy  cerca del Convento de las Beginas, una vez cruzado el puente que da acceso a la Puerta de 1776  uno de los más bonitos y encantadores restaurantes de Brujas.

10.- En cuanto a museos y cultura recomendamos el Museo Groeninge - Museo de Bellas Artes que es el más importante de la ciudad pues guarda algunas obras fundamentales de los primitivos flamencos. Nombres de importancia como Van Eyck, Memling, Brueghel, el Bosco, Petrus Cristus o Gerard David

Lo que no recomiendo es visitar Brujas en verano, particularmente en agosto, cuando está absolutamente abarrotada de turistas, sobre todo españoles. La primavera. el otoño e incluso el invierno, cuando la nieva le da todavía un toque más mágico a la ciudad de cuento de hadas, son los mejores momentos del año para disfrutar de la historia sin aglomeraciones 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.