lunes, 31 de enero de 2011

Malecón de la Habana

El Malecón de la Habana : Viaje a La Habana

El Malecón de La Habana es la parte más conocida de la capital de Cuba y está formado por una avenida que se extiende por el litoral norte de la ciudad de La Habana; avenida que va desde el Castillo de la Punta, en la entrada de la bahía, hasta la Chorrera, pequeña torre ante el mar, en cuyos jardines termina el Malecón junto a la desembocadura del río Almendares y allí, después de un túnel, comienza la bella 5ta Avenida de Miramar.

Tiene una longitud de unos 7 kilómetros.

Es famoso por las vistas de la puesta del sol, cuando el sol se zambulle en el mar, allá en el horizonte para dar paso a la negra y casi siempre estrellada noche caribeña.

Entre el Malecón y el azuloso mar existe una amplia acera y un ancho muro a todo su largo.


La avenida seria sin duda la mas hermosa del mundo si las casas no se hubieran descuidado durante mas de treinta años. La Unesco ha iniciado la renovacion de las primeras casas con columnas, del lado del Castillo de la Punta. Siguiendo el Malecon de Este a Oeste se pasa, sucesivamente, ante el hospital Hermanos Ameijeiras, el mas moderno de la ciudad, el monumento dedicado a Antonio Maceo, la Cascada (comienzo de la Rampa), el monumento dedicado a las memorias de las victimas de la explosion del acorazado Maine (que inicio la guerra de los Estados Unidos contra España en 1898) luego se impone el hermoso aspecto del Hotel Nacional, el mas hermoso de La Habana y, mas adelante todavia, la estatua ecuestre de Calixto Garcia y los hoteles Cohiba y Riviera, construidos frente a lo que se llama la Fuente.

Para los visitantes y pobladores locales, el "muro del Malecón" es también el sitio preferido para escapar del calor nocturno que caracteriza el verano en la mayor de Las Antillas, con miles de personas que acuden a disfrutar del frescor que aporta el mar o simplemente pasar un rato agradable al aire libre.

Muchas familias acuden nada mas que para mirar el azul de las aguas, los numerosos barcos que cruzan en el horizonte o que acceden al puerto capitalino, sin otro propósito que dejar pasar el tiempo, acompañados de las bondades del famoso vial.

Para los turistas es sin duda el lugar de más "ambiente" de todo tipo de la capital y una experiencia díficil de olvidar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.